La albahaca es una planta aromática muy fácil de cuidar y plantar en el huerto, jardín o maceta
Por lo general se utiliza para cocinar, por ejemplo hacer salsa Pesto. Y para esto lo mejor es tener albahaca siempre fresca. ¡Y si es de nuestra propio cosecha, mucho mejor.!

Lo mejor para plantar tus semillas de albahaca es comenzar en el mes de marzo, cuando las heladas empiezan a remitir, ya que este tipo de semilla no tolera bien las heladas.

              
Si deseas empezar con esquejes, de una planta madre, la mejor época para realizarlo sera en primavera. Y si por el contrario quieres comprar la planta, estas se pueden adquirir en primavera o verano.

Si siembras la albhaca en macetas ten en cuenta que necesitas una maceta o jardinera con una profundidad de unos 20 cm.
Esta planta necesita abundante agua, por lo que tendrias que estar atento y controlar que la tierra este siempre húmeda. Si te pasas con el riego pueden salir hongos. 

Las plagas más comunes de la albahaca son el pulgón, caracoles, gusanos y el minador de la albahaca que son unos puntos negros con forma de estrellas en las hojas. Este es un insecto minador, que pica la hoja de la planta y pone un huevo.
La larva del minador se alimenta de la hoja y forma pequeños caminos alrededor del punto negro, este punto negro es un hongo que vive alrededor de la zona que ha sido comida. 

Lo mejor en este caso es arrancar la hoja y tirarla lejos del huerto.

Existen en el mercado diferentes variedades de albahaca, las mas conocidas son :
albhaca púrpura, albahaca gigante genovesa, albahaca cannelle.


  Hojas de albahaca