Una de las semillas mas fácil de sembrar, además de las aromáticas, es la semilla de tomate cherry, ya que necesita de pocos cuidados para que prosperen.

Se adapta muy bien en jardines, terrazas y balcones donde llegue bastante el sol, ya que necesita una temperatura que sea superior a 18º C.
Aunque todos piensan que esta variedad  no crece demasiado, he de deciros que en el tiempo que llevo sembrando estas semillas en diferentes macetas siempre han superado el metro , y unos 20 centímetros de ancho.

Por eso a la hora de sembrarlas, hay que tener en cuenta la distancia que debería haber entre semilla y semilla, esta será de 15 a 20 centimetros aproximadamente. 

Las semillas de tomate cherry se pueden sembrar de marzo a junio y en unos tres meses deberías poder recolectar los primeros tomatitos.

Siempre recomiendo utilizar semilleros de fibra de coco, no hay que enterrar la semilla demaciado, con hacer un pequeño agujero con un lápiz en la superficie y cubrirla con un poco de tierra es suficiente.


Una vez haya salido la plantita y esta tenga unos cuantos centímetros, la pasaremos al macetero, o mesa de cultivo.

Si la vamos a plantar en una maceta, esta deberá tener una profundidad igual o superior a 15 cm.

 Los tomates cherry, al igual que las tomateras de tomates grandes, necesitan ser entutorados. 

¿Qué es entutorar? Simplemente clavar un palo, o similar junto al tronco principal y atarlo a este con un hilo, para que sirva de guía y la planta crezca hacia arriba.  Al principio podemos poner un lápiz, palillos chinos o algo similar, hasta que la planta necesite un tutor mas fuerte y largo.

   

Es muy importante retirar los esquejes o chupones laterales, que son las ramitas cortas con algunas hojitas que salen del tronco, justo encima de las ramas que dan los tomates.

Estos esquejes se pueden plantar en otra maceta y obtendremos otra planta de tomate cherry.

De vez en cuando hay que ir retirando las hojas secas del tallo, para que no debilite la planta.

Es necesario regar la planta solo cuando lo necesita, osea cuando la tierra comience a secarse.